Mirador del Río

Solapas principales

Mirador del Río
Mirador del Río
Los trabajos se iniciaron en 1969, inaugurándose el edificio dos años más tarde. La ejecución técnica de la obra corrió
a cargo del arquitecto Eduardo Cáceres y del artista Jesús Soto. La ejecución del edificio supuso un alarde de planificación técnica, ya que hubo que proceder al la excavación del terreno y con posterioridad realizar el edificio y cubrirlo con piedra volcánica.
La situación estratégica de este enclave, que a modo de atalaya permite una visión privilegiada de un amplio sector del norte de la isla, fue militarmente utilizada desde finales el siglo XIX, cuando se construyó una batería defensiva de la costa durante la guerra hispano-cubano-norteamericana (la Guerra de Cuba).
Popularmente a esta zona del Risco de Famara siempre se la ha conocido como "La batería del Río".