Las Higueras

Solapas principales

Las Higueras
Las Higueras
La variedades más cultivada en Lanzarote son: birasote y bergasota, más próximas a la denominación “bergazotes”
aportada por Viera a principios del siglo XIX en su Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias. Las Islas Canarias constituyeron en tiempos clásicos una referencia para la expansión del Viejo Mundo en el Océano Atlántico, no sólo debido a su posición geográfica sino también a la circunstancia de encontrarse habitadas. De hecho, autores como Wolf o Thornton sitúan en este archipiélago el inicio del Fruta pasadacomercio de esclavos que durante los siglos posteriores se desarrollaría entre las costas africanas y América.
Las crónicas de los primeros exploradores que arribaron a las Islas y las de aquellos que posteriormente documentaron su conquista, dejaron constancia de la presencia de higueras y de su aprovechamiento por parte de la población aborigen de Gran Canaria. En ellas, se menciona incluso la existencia de diferentes términos para distinguir los higos: arehormaze cuando la fruta se encontraba fresca y tehaunenen cuando ya estaba pasada. Hoy, los hallazgos arqueológicos han confirmado la veracidad de estas informaciones tempranas. En excavaciones realizadas en Tenerife y más recientemente en Gran Canaria se han recuperado carbones y semillas de higuera cuya antigüedad llega a superar en algunos casos los 1500 años. Excepcionalmente, se han recuperado semillas en los dientes cariados de algunas momias que demuestran, sin lugar a dudas, su ingesta. El volumen de tales hallazgos y los estudios sobre la dieta prehispánica, en la que se constatan elevados porcentajes Higosde caries, indica que los higos fueron un recurso indispensable dentro de la alimentación de los antiguos canarios.