El Pueblo Guanche

Solapas principales

El Pueblo Guanche
El Pueblo Guanche
Antes de que las Islas fueran conquistadas, el pueblo guanche, de raza blanca y con rasgos tanto cromañoides
como mediterranoides, era el que las poblaba. Éste era un pueblo de pastores, pacífico, enemigo de la injusticia y la crueldad, y amante de la libertad, hasta el punto de preferir la muerte antes que someterse al mandato de los conquistadores.
Estos antiguos pobladores vivían en cuevas, con un estilo de vida sencillo y rudimentario. De ahí que exploten al máximo los recursos naturales como la piedra y el barro, elaborando útiles y ornamentos. Del mismo modo, hacen uso de la madera para sus armas y de la piel de las cabras para confeccionar pieles con las que cubrirse.
En lo que respecta a su organización política y social, la tierra era común a todos, siendo su máxima autoridad el mencey o guanarteme, asesorado por sus consejeros.
De la lengua que hablaban, hoy en día se conservan escasas palabras, tan sólo algunos topónimos y expresiones populares.
En cuanto a sus creencias, era un pueblo primordialmente monoteísta y tenían la costumbre de embalsamar a sus muertos.
La Herencia Guanche
Un estudio del Departamento de Genética de la Universidad de La Laguna, realizado sobre 652 personas de todas las islas, revela que, genéticamente, la herencia guanche persiste en la actual población canaria.
Concretamente, existe de un 30% a un 40% de influencia genética aborigen por vía materna y un 10% por vía paterna. Esto está en consonancia con el modo en que se produjo la Conquista de las Islas, donde hubo más supervivencia de mujeres aborígenes y donde los conquistadores fueron fundamentalmente varones.