El Jable ( paisaje cultual)

Solapas principales

El Jable ( paisaje cultual)
El Jable ( paisaje cultual) Una técnica muy empleada en la isla es cultivo en jable. Esta técnica es posible gracias a que los vientos alisios
al penetrar en la isla por Famara, arrastran arena de la playa hacia el interior, cubriendo el suelo vegetal. Las propiedades del jable son similares a las del picón, es decir, retiene la humedad, mantiene la temperatura de la tierra, e impide la escorrentía. En cambio la arena, al ser de color claro, no absorbe radiación solar, sino que la refleja por el fenómeno del albedo. Los cultivos que se dan en el jable son fundamentalmente batatas, melones y sandías, también pueden aparecer otros, aunque de forma ocasional. La zona del jable ocupan el sur Teguise, desde la bahía de Penedo hasta las inmediaciones de Arrecife; buena parte de San Bartolomé, que que es el principal productor de batatas de la isla; y finalmente Tías, donde conforma las extensas playas de este municipio. Las técnicas de cultivo coinciden con las del arenado, aunque aquí para evitar que el viento destroce el cultivo y se lleve la arena se utiliza unos pequeños cortavientos de paja de centeno denominados “bardos”. Al igual que en el caso de los arenados la maquinaria es muy rudimentaria y tradicional, siendo los sistemas de cultivo la baja capitalización o de pequeña producción mercantil.